La última aventura de Ezio Auditore da Firenze.

Hola a tod@s,

Ya volvemos a estar aquí, por fin, otra vez fin de semana, ¿eh? Jiji ^^

Bueno, como comenté la entrada anterior hoy tocaba hablar de Assassin’s Creed Revelations. El último juego de Ubisoft. Técnicamente este juego salió el pasado 15 de Noviembre, pero no sé porque yo ya pude ir a recoger mi reserva de la edición coleccionista el 11-11-11 (sí, el mismo día que salió a la venta el potente Skyrim [pero de él ya se encargará Manu]).

Como siempre vengo diciendo, las compañias de videojuegos buscan la manaera de “sacarnos” el dinero con ediciones espectaculares. Y aquí está la edición Animus:

Esta edición incluye:
Juego completo de Assassin’s Creed: Revelations (no se, si como la collector traerá también el AC1, supongo que sí).
Cortometraje AC: Embers.
Artbook del juego.
Enciclopedia AC.
Descargables para el modo historia: La Prisión de Vlad El Empalador, el skin de la Legendaria armadura de Brutus de AC: La Hermandad y capacidades mejoradas para algunas armas; balas para la pistola escondida, bombas y ballesta.
Descargables para el multijugador: el cruzado y una nueva versión del arlequín, renovado con un toque de Constantinopla, el bufón otomano.
Banda sonora del juego.

La franquicia de Assassin’s Creed ha sido una de las más importantes y exitosas de esta nueva generación del mundo de los videojuegos. Aún habiendo tenido muchas polémicas en su primera entrega, supo liberarse y solucionar este problema, ofreciéndonos una entrega de la saga cada año. Supongo, que se debe al personaje de Ezio, tan carismático y potente que ha conseguido que la segunda entrega de la saga se haya convertido en una trilogía dentro de la hipotética trilogía que iba a ser Assassin’s Creed (viendo así todo su recorrido como asesino, desde su inicio hasta su muerte) y que culminará en el futuro con la tercera parte.

Así que, supuestamente, la saga quedaría algo así: Assassin’s Creed, Assassin’s Creed II, Assassin’s Creed: La Hermandad, Assassin’s Creed: Revelations y Assassin’s Creed III.

Nuestro eje central, como muchos sabemos gira entorno a Desmond y su historia (narrada a través de sus antepasados: Altair y Ezio) está llegando a su fin. Si todo va bien, en teoría, el año que viene con ACIII.
Pero bueno, dejemos las teorías y centrémonos en el tema que nos ocupa esta entrada: Assassin’s Creed: Revelations. A PARTIR DE AQUÍ HAY ALGÚN QUE OTRO SPOILER DEL INCIO DEL JUEGO. Pero antes de empezar hagamos un repaso a lo que vimos anteriormente…

Bien, como podemos ver (y muchos sabemos) en esta parte asumiremos el rol de tres personajes: Desmond (protagonista del presente), Ezio (protagonista de la segunda entrega y su secuela La Hermandad desarrolladas durante el renacimiento italiano) y Altair (protagonista de la primera entrega desarrollada durante las terceras cruzadas en el s. XII).

Desmond está atrapado en un coma en el Animus, debido a su constante conexiones a la máquina. Deberá reconstruir la secuencia de su ADN para encontrar un recuerdo perdido en que se vinculan Ezio y Altair. Para ello, Desmond recordará los hechos de un Ezio que se le empiezan a notar ya las canas.

Ezio viajará, fundamentalmente, a Constantinopla, Capadocia y Masyaf (el lugar del primer Assassin’s Creed), para conseguir un antiguo artefacto que Altair ocultó en una biblioteca secreta en las profundidades de Masyaf. Para conseguir este objeto se necesitan 5 llaves, el problema está en que los templarios también están buscando este legado que dejó Altair. Así que, la aventura será una carrera y una pelea por las llaves necesarias para abrir la puerta tras la que se oculta dicho artefacto, las revelaciones de Altair.

Nos situamos en el año 1511, cuatro años después, en Constantinopla (la actual Estambul) de la “liberación” de Italia de los Borgia en AC: La Hermandad. Durante el juego el viaje será muy movido, no nos quedaremos solo en Constantinopla, en el cual visitaremos multita de parajes históricos reales, como: Santa Sofía, el Palacio de Topkapi, el acueducto de Valente, la Torre de Gálata, etc.

Además, iremos a Cappadocia; una civilización subterránea con miles de personas, Rodas; una gran isla donde otomanos, templarios y asesinos luchan por el control (solo podremos jugar en el modo multijugador) y Masyaf; la ciudad del primer AC trescientos años después, donde Ezio quiere conseguir los secretos de Altair que le revelaran su destino.

Bueno, dicho todo esto el fin de semana pasado estuve probando el juego. =)

No he podido jugar mucho, pero sí lo suficiente para finalizar las 4 primeras secuencias del juego, y creo que con esto tengo suficiente para contaros que tal es el juego.

Al empezar controlamos a Desmond atrapado en el mundo surrealista de las entrañas del Animus. Un mundo que mezcla el propio programa y la mente confusa del protagonista. Pero, no estaremos solos, tendremos a “alguien” que conoce bien estos parajes para ayudarnos a poder salir de aquí.

Así pues, me dispuse a iniciar la sincronización y empezar la “misión”… La aventura de Ezio empeiza justo como el trailer del E3.

Visto, esto, justo después, empezamos a controlar a Ezio para encontrar la biblioteca de Altair. Al llegar descubrimos que necesitaos 5 llaves para abrir la puerta que están en Constantinopla y que los templarios también buscan… Ahora sí, empieza el juego.

No os revelaré nada de la trama que he descubierto hasta ahora, básicamente hablaré de aspectos que me han interesado o llamado la atención. El juego mantiene la línea de los anteriores, se trata de una aventura en sandbox, un mapa abierto aunque, algunas secciones se abren según momentos del argumento y a medida que avanzamos en la historia, en la que podremos escalar a cualquier rincón y cumplir todo tipo de misiones principales y secundarias. También encontraremos muchos aspectos heredados de La Hermandad, como apropiarnos de torres enemigas para ganar terreno, los túneles para trasladarnos por la ciudad ya estarán abiertos, abrir comercios, etc. Además volveremos a controlar a una “hermandad” de asesinos de la ciudad para realizar ataques y asegurar ciettas zonas.

El modo de combate ha mejorado, se ha añadido el gancho en la clásica daga oculta de Ezio. Este gancho permite que podamos escalar a zonas más elevadas al tener un mayor alcance. Podremos deslizarnos por tirolinas que nos permitirá realizar muertes sobre los tradicionales guardas de los tejados o los que estén a ras de suelo.

Otro añadido interesante al armamento son las bombas. La creación de bombas será otra de las mejoras de este juego. Durante el juego, podremos usar diferentes ingredientes que encontremos por la ciudad para crear bombas y podremos darle diferentes usos, una explosión de señuelo, otra explosión que suelte pinchos para frenar a los guardias y/o enemigos que nos persigan, bombas de humos, etc. Esto nos ayudara a completar las misiones de maneras diferentes y podremos experimentar con nuevas creaciones de explosivos. Un objeto muy útil, ya que el enfrentamiento directo no es siempre el más adecuado.

La verdad, todo muy interesante. Ahora, por lo que se refiere al apartado gráfico y técnica no ha variado mucho desde a las entregas anteriores. Eso sí, han trabajado y tratado sobre todo una mejora en las caras de los personajes, con una buena captura de las expresiones faciales de los actores de movimiento. Han trabajado mucho las imperfecciones de la cara, cicatrices, poros, rasgos, etc. La banda sonora es muy buena, mantienen, para mí, la mejor de la saga y eso es de agradecer: Ezio’s Family. A parte, otra vez, muy buen trabajo de doblaje al castellano, al que ya estamos acostumbrados. Resaltar también el trabajo artístico de esta entrega que mejora perfectamente lo visto en los anteriores. Sin olvidarnos, por eso de la potencia de las animaciones de vídeo. Sublimes.

Para terminar quiero hablar del multijugador que ofrece un interesante abanico de nuevos modos de juego.
Últimamente empieza a ser el modo de juego más explotado y la gran mayoría de productoras le ponen mucha énfasis y creo que con Revelations han hecho cosas muy buenas. Como por ejemplo un peculiar modo historia en el que nos pondremos en la piel de templarios de hoy en día en entrenamiento por las instalaciones de Abstergo.

Además contamos con tres modos de juego en que deberemos recoger artefactos y cazar a nuestra presa, siguiendo las directrices de los modos de la entrega anterior. Creo que el multijugador ha evolucionado lo suficiente como para resultar aún más atractivo que en la entrega anterior y que permite dotar a la producción de un poco más de valor añadido y se vincula a la perfección a la historia lineal general de la saga.

Bueno, de momento hasta aqué. Creo que estamos delante del mejor juego de la saga de AC que por fín empieza a desvelar misterios y a vincular a los personajes. Pero igulamente quiero remarcar que no es difícil jugar, sobre todo si ya has jugado a las anteriores entregas y esto hace que sea continuista añadiendo poco innovación. Aún así uno de los juegos obligatoris para estas navidades. ^^

N-JOY!


Riccardo Di Natale
Yippee Ki Yay Motherfucker


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: