“Use the force, Luke!”

Hola a tod@s,

Como muchos sabéis, los videojuegos inspiran a muchas productoras cinematográficas para realizar películas basadas de dichos juegos, véase el ejemplo de: Max Payne, Tomb Raider, Silent Hill, Prince of Persia, Hitman, Resident Evil, Doom,… y muchísimos más. Pero qué hay de las películas que inspiran a la creación de videojuegos. Normalmente, la transición de film a videojuego no suele ser muy bueno, pero creo que, a veces, hay sagas cinematográficas que ayudan a crear algún que otro buen juego, y para mí, estimados lectores, esa es STAR WARS.

Sí, lo sé, pensareis que pinta en el blog de videojuegos el tráiler de la edición de la saga completa en Blu-Ray… Me encanta y estoy deseando comprármelas… y aprovecho cualquier momento para hablar de ello y… bueno, es mi entrada, y como la mayor parte de la creación de mi existencia se compone por películas y videojuegos e iré hablando de ambas cosas. Además que menos, ya que creo que le debemos mucho al señor Lucas que, aparte de regalarnos esta gran aventura, nos brindó la compañía LucasArts, incialmente conocidos como Lucasfilms Games, creadora de grandes juegos de aventuras gráficas como Broken Sword.

Este tema constará de tres partes porque es muy extenso y no lo quiero resumir. Como buen fan que soy de la saga quiero explicaros mi experiencia y ser fiel a los juegos que han ido saliendo. Así que pasito a pasito.

El blog habla de los juegos que han salido basados en las películas de STAR WARS desde 1982. La primera parte se centra en los años 80 (1982 hasta 1985), la época dorada por así decirlo, el auge del inicio. La segunda parte se centra en los años 90 (1991 hasta 1999), una época difícil donde los juegos les costaban mantenerse originales, como una especie de declive. Y la última y tercera parte, el nuevo siglo y la actualidad (desde 1999… hasta ahora y lo que falte por llegar), el restablecimiento de los videojuegos de STAR WARS gracias al estreno de la nueva trilogía y su siguiente normalización. ^^ Un proceso largo y extenso… Y lo que le queda.

Todo empezó, hace mucho tiempo… en… Bueno, deberías conocer la frase.😉

Realmente todo empezó hace 34 años, en 1977, dirigida por George Lucas, se estrenó la película que revolucionó y cambió todo; una gran aventura espacial que nos llevaba más allá de las estrellas… Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…. La guerra de las galaxias, ahora conocida como el episodio 4: Una nueva esperanza.

A muchos nos hizo soñar (aunque a mí unos cuantos años después, pero disfruté igual) e imaginar grandes aventuras… ¿Quién no quería ser Han Solo? En 1980, esta vez con Irvin Kershner como director, nos traían la segunda parte de esta ópera espacial, el episodio 5: El imperio contraataca. Mucho más oscura, con uno de los mejores finales que he visto en la historia cine, con uno de los momentos más emocionantes… ¿Quién es Darth Vader?

Tres años más tarde, en 1983, Richard Marquand nos emocionó con el final de la trilogía, aunque no de la saga (pero que realmente y por cronología de los hechos sí que lo es, paradójico, ¿verdad? :P). Estamos ante el final de uno de los fenómenos más grandes de la historia del cine. El episodio 6: El retorno del Jedi.

Era de esperar, pues, que este gran fenómeno fuera más allá de las pantallas. Y así pasó. Dio el salto al mundo de los videojuegos.

Ahora, esta parte hablaré de los juegos hechos en lo ochenta. Esta parte es bastante nostálgica, ya que me pasé muchas horas jugando a estos. Muchos, sobre todo los primeros los mencionó por respeto a esta saga; no he jugado, alguno a lo mejor lo he probado con algún emulador, pero nada más.

En 1982, antes de que se estrenará el última capítulo de la saga, salió a la luz para la consola Atari 2600 el que se considera el primer juego de STAR WARS, The empire strikes back.

Este juego adaptaba y revivia la escena inicial de “El imperio contraataca”: la batalla del planeta helado Hoth, el ataque del imperio a la base rebelde.

1983 fue el año en que se empezar a publicar más juegos de la saga, sobretodo remarcar Jedi Arena, el primer juego que se podía empuñar una espada laser, pero no recreaba ninguna escena de la película, simplemente enfrentaba a dos jedis que permanecían a ambos lados de la pantalla y debían destruirse mutuamente.

Entonces, llegó al turno a las míticas recreativas y sus gráficos hechos por vectores.😛 STAR WARS (Arcade) nos permitía revivir (como nivel único) la escena final del film original, el momento en que montados en nuestra nave X-Wing debíamos destruir la estrella de la muerte. Estanos ante el primer juego de naves de la saga y principal influencia de otros juegos de naves de la saga, como el mítico Rogue Squadron.

Aquí empezamos a ver ya los disparos a los cazas por las rutas predefinidas. Además fue de los primeros juegos que incluyó voces originales grabadas de la propia película, podíamos escuchar el mítico: “Use the force, Luke!”. Fue todo un éxito, contó con versiones para Spectrum y Atari. Y, incluso, podíamos tenerlo como extra en el juego Rogue Leader (Rogue Squadron II) del 2002. Es uno de los arcade más recordados.

El mismo año salió el juego de la recién estrenada El retorno del Jedi, The return of the Jedi: Death Star Battle. Fue un juego que salió solo para consola, y claro, la calidad de recreativas y consolas no era la misma. Aquí teníamos un flojo matamarcianos para Atari (2600 y 5200) y Spectrum. Recrodaba demasiado al Space Invaders; cayó muy rápido en el olvido.

A partir de estos años, los juegos sobre la trilogía galáctica se dispararon. En el año 1984 se volvió a las recreativas e hicieron un juego digno basado en la tercera (sexta) película. STAR WARS Return of the Jedi.

Este juego supuso un gran cambio a las diferentes entregas anteriores, el nuevo sistema de vectores podía cambiar por completo la prospectiva y ofrecernos una vista isométrica, haciéndolo así un poco más difícil: con más obstáculos y enemigos. Gracias a los nuevos gráficos que podían incluir cinco colores permitía diseñar mejor las naves como los speeders. El juego constaba de tres niveles: las carreras de las moto jets en el bosque, el andador AT-ST controlado por Chewie y la mítica y espectacular escena del asalto al reactor de la segunda Estrella de la Muerte a los mandos del Halcón Milenario.

En 1985 llegó la esperada secuela del STAR WARS (Arcade) original, The empire strikes back (Arcade). Este juego no fue más que un pack de misiones que utilizaba el motor gráfico del juego original, es posible que por este motivo no adquiriera la repercusión del original. Y encima unido a la crisis profunda que sufrió Atari.

Las novedades que incluía solo eran un mejor control y una gran cantidad de voces grabadas, manteniendo una tradición que duraría hasta los últimos juegos de 128 bits. Las fases del juego se dividen en tres niveles: La batalla de Hoth, el súper destructor y la famosa escapada del Halcón milenario del campo de asteroides. Como el primer arcade, este juego también estaba disponible como extra en Rogue Squadron II.

Hasta aquí, lo que podría ser la primera gran época de los juegos de STAR WARS. Después hasta el inicio de los 90 no se volverían a crear tantos juegos. Los juegos de naves (los más explotados en esta franquicia) se limitan básicamente a apariciones esporádicas de niéveles sueltos de la saga hasta el primer X-Wing. Y la explotación del monopolio de la saga no volvería a ser potente hasta el 1993 (pero de todo esto ya hablaré en la próxima entrada), ya que durante este época coincide con el apogeo absoluto de LucasArts con la creación de las mejores aventuras gráficas como Monkey Island, dejando a los juegos de licencia aun segundo plano.

Espero que esta parte os haya gustado. Yo he disfrutado mucho, he recordado momentos de juventud jugando con emuladores; no pude vivir el auge de STAR WARS en las consolas por desgracia, demasiado joven. Pero bueno, por suerte aún podemos disfrutar de ellos. La semana que viene seguiré en la época de los noventa, que de este sí que controlo un poco más.

Disfrutad del puente, yo lo haré, volveré con vosotros dentro de una semana.

Y recordad: Que la fuerza os acompañe.

Riccardo Di Natale

Yippee Ki Yay Motherfucker.


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: